Facebook se acerca al arte gracias a la realidad aumentada

Gracias a Facebook los usuarios podrán disfrutar de las colecciones de arte de Smithsonian, Le Grand Palais y el Palacio de Versalles. Esta experiencia se llevará a cabo a través de Instagram y será en RA.

Desde el comienzo de la pandemia hace ya un año, lugares como los museos han quedado vacíos de turistas y curiosos, además de interesados por las distintas culturas. Ahora, y gracias a Facebook, estas obras de arte no quedarán tan solo al alcance de las cuatro paredes que las protegen.

Estos nuevos efectos, construidos en Spark AR, están diseñados para ayudar a las personas a conectarse y aprender sobre arte, cultura, historia y ciencia, al tiempo que adquieren una perspectiva que tal vez no tenían antes.

Ahora puedes acercarte personalmente, cambiar de perspectiva y, gracias al poder de lo social, compartir la experiencia con tu comunidad. Y para los museos, es una nueva forma de hacer llegar toda su esencia tanto a los incondicionales del arte como a los neófitos. 

«Nuestra misión de promoción del arte encuentra pleno apoyo en la RA: dar acceso a un público amplísimo, comprometerse con nuestra audiencia y ofrecer encuentros lúdicos a la par que didácticos para promover las artes», afirma Roei Amit, responsable de Digital y Multimedia de Reunion des Musees Nationaux – Grand Palais. Amit asegura que presentar las obras de arte y la información digital en el mundo real, a través de un dispositivo móvil, sin ningún otro equipo, es una verdadera oportunidad. Además, permite interactuar con una amplia gama de públicos. «Descubrir las obras de arte en RA desde la comodidad de tu propio entorno es un activo importante para nosotros, especialmente durante el confinamiento», concluye Roei Amit.

A su vez, comparte opinión el director del programa 3D del Amithosian, Vicente Rossi, quien apunta que la educación es el epicentro que mueve este tipo de iniciativas. «El Smithsonian tiene la determinación de hacer que nuestro contenido sea accesible para todo el mundo, incluso si nunca han visitado uno de nuestros museos», añade el director del programa 3D del museo. La realidad aumentada brinda la oportunidad de acercar colecciones y conocimientos directamente a los hogares y a las aulas, y crea así una experiencia de aprendizaje inmersiva a la par que personal. «Cuando las personas se prueban virtualmente el sombrero realizado por Vanilla Beane, no solo están luciendo una pieza de moda, sino que pueden aprender cosas sobre la tradición de los sombreros ornamentados en la comunidad afroamericana», añade Vicente Rossi.

Por otro lado, en Francia, el responsable del Departamento de Desarrollos Digitales del Palacio de Versalles, Paul Chaine, muestra el orgullo de poder contar con las mejores colecciones del mundo para ser partícipes de este programa. Y coincide con Rossi y Amit en cuanto a oportunidad de mercado: «La RA proporciona la capacidad de añadir contenido adicional en diferentes entornos, y es una herramienta increíble que nos permite explicar y mostrar más cosas a todo el mundo». Dice de Versalles que «es un lugar complejo», y que su labor es la de hacer que los visitantes se sientan cómodos.

Mejorar y ampliar el acceso

Para estas instituciones, la RA no está destinada a reemplazar sino a replicar. Los detalles importan, y son una de las razones por las que se ha demostrado que la interacción con la RA profundiza la apreciación de un sujeto. Estos efectos de RA han sido renderizados con una calidad asombrosamente real para preservar la integridad de los objetos reales con una representación precisa, incl. la iluminación, las texturas y los reflejos. Los efectos pueden ser capturados y compartidos en Instagram a través de Historias o en el Feed, invitando así a otros a experimentar el arte a su manera.

«Los museos han formado parte de la vida diaria durante más de un siglo y siempre han sido capaces de evolucionar al son de su tiempo y ampliar su oferta a sus visitantes y al público», observa Chaine. Y continúa: «Los museos deberían mostrar las obras de arte, la creación y el patrimonio a todos, de la mejor manera posible». Chaine se reafirma en la idea de que la tecnología puede ayudar a estas instituciones a llegar al público para difundir sus contenidos e historias de formas optimizadas.

Tal vez sea la íntima familiaridad con Instagram lo que lo hace tan atractivo. Estamos acostumbrados a seguir lo que nos interesa en la aplicación. Estas experiencias muestran cómo la RA se está convirtiendo en una forma más de mejorar las actividades que realizas a diario y hacerlas aún más divertidas.  

Más allá de la propia experiencia ha expresado su opinión Rossi: «Queremos que la gente se divierta explorando estos filtros de Instagram, pero también esperamos que aprendan algo nuevo sobre estos objetos y se inspiren». Y añade: «Esperamos que estas experiencias de RA despierten la curiosidad y la creatividad de los usuarios». Tal vez un aficionado al teatro indagará más sobre el musical de El Mago de Oz y su significado histórico, o un aspirante a astronauta podrá explorar los demás objetos relacionados con los vuelos espaciales. El director del programa 3D del Amithosian, adelanta que todos los objetos presentados forman parte del  Acceso abierto del Smithsonian, lo que implica que cualquiera puede usarlos sin restricciones de derechos de autor para crear algo nuevo.

De la pantalla a las sombras

Al distribuir efectos de RA en Instagram, los artefactos culturales no solo se conservan, sino que brindan una mejor capacidad de descubrimiento y accesibilidad a más personas, independientemente de su ubicación física. Ahora, en un periodo en el que no podemos viajar tanto y buscamos nuevas experiencias en casa, los efectos de RA lo permiten. Desde padres y adolescentes, hasta neófitos en las artes y aficionados a los museos. Experimentar e interactuar con las principales instituciones culturales mundiales, directamente desde casa, ya es una realidad.

Con más de 155 millones de objetos en sus colecciones y tan solo alrededor de un 1 % expuesto en sus museos en todo momento, el Smithsonian está muy volcado en las soluciones digitales. Comenzó a escanear sus colecciones en 3D en 2010, para que cualquier persona desde cualquier lugar pudiera disfrutar de una selección más amplia de ellas, pero todavía existen limitaciones. Los efectos de RA brindan una forma divertida e intuitiva de empezar a tender puentes.  Los efectos captan a un público ingente, y muestran no solo los objetos en sí mismos, sino también anotaciones visuales o de audio que ayudan a contar la historia completa o a guiar al espectador en su exploración. 

En cuanto al Palacio de Versalles, su alcance y escala pueden resultar abrumadores sin ningún tipo de mediación. Ahí es donde la tecnología como la RA tiene un papel que desempeñar, por ejemplo, llevando a la vida la historia del dios griego Apolo y la fuente que lleva su nombre.

Al compartir sus experiencias en Instagram, los asiduos a los museos pueden hacer la experiencia aún más personal. Y en el caso de Le Grand Palais, esto podría significar la posibilidad de colocar el Moisés de Miguel Ángel en su salón, o de admirar cara a cara la gran Estatua de la Libertad. 

(Re)crear la cultura

Acercando así el mundo. Y las experiencias móviles a nuestro alcance hoy en día son solo un emocionante prólogo del futuro que disfrutaremos gracias a las gafas de RA.

Para acceder a estos efectos en tu dispositivo móvil, visita el perfil de cada museo en Instagram y pulsa en la pestaña Efectos. Desde ahí, puedes desplazarte y probar muchos de ellos. 

Dónde encontrar estos efectos

Accede a la cuenta de Instagram, y pulsa en el emoticono sonriente con estrellitas. Dentro de esta opción encontrarás los distintos efectos, pincha en el que desees. Una vez dentro podrás verlo y probarlo, únicamente debes clicar en la opción Probar.

Deja un comentario