¿Qué podría pasar con Oculus si la demanda contra Facebook por monopolio se hace efectiva?

La Comisión Federal de Comercio de EEUU (FTC) ha presentado una demanda conjunta con los fiscales de 46 de los 50 estados del país contra Facebook. En ella ha alegado practicas anticompetitivas que constituyen un monopolio ilegal en las redes sociales. En el escrito se mencionan dos casos recientes como son la compra de Whatsapp e Intagram. Oculus no forma parte de la demanda, pero la resolución de la denuncia afectará, inevitablemente, al conjunto de la compañía.

La FTC alega que Facebook ha intentado crear un monopolio comprando las aplicaciones, en lugar de intentar competir contra ellas en el mercado. La compra de Instagram se realizó en 2012 por 1 billón de dólares, y Whatsapp en 2014 por 19 billones de dólares. Esta última se consideraba fuera del alcance del magnate de las RRSS, Mark Zuckerberg, y su adquisición fue muy sonada.

Facebook demanda
Mark Zuckerberg, dueño de Facebook/eleconomista.es

Además de las redes sociales, la compañía de Zuckerberg también es dueña de Oculus, una adquisición por 2.000 millones de dólares que no se quedó fuera de las críticas en 2017.

La FTC tendrá que probar que Facebook participó en el comportamiento anticompetitivo alegado en la demanda. Si tiene éxito, la Comisión pide: exigir la venta de activos, incluidos Instagram y WhatsApp, prohibir que Facebook imponga condiciones anticompetitivas a los desarrolladores de software, y exigir a Facebook que solicite una notificación y aprobación previas para futuras fusiones y adquisiciones. Lo que supone que las autoridades competentes tendrían que aprobar tales compras.

Tendremos que esperar a la resolución del caso para ver las consecuencias que esta demanda puede traer al único standalone del mercado.

Deja un comentario